Saludos, tremendo tema! Yo crecí también con amigos que jugábamos en los arcades, y si es cierto y triste ver todo eso desaparecer por multi-jugador de consolas. Pero ciertamente os digo que tengo todavía esos amigos de la vieja escuela, que se convirtieron en mi familia, mis hermanos, y con la llegada de mi primer neogeo, nos reunimos de nuevo cada vez que podemos, a jugar juntos y a tomarnos un refresco, cerveza y comer como familia, algo que los niños de esta generación tristemente no conocen. Nuevamente gracias por el aporte y un abrazo desde Puerto Rico!